Ciega a – 8231

Frida, una niña de seis años, afronta el primer verano de su vida con su nueva familia adoptiva tras la muerte de su madre. Contenido disponible en España hasta el 5 de septiembre de Te quiero tanto, tanto, tanto, que no sé decirte que no, cariño. Con tu padre, que en paz descanse, hicieron muchas tonterías Perdiendo facultades. De hecho, con el abuelo habíamos pensado venir los domingos. Bueno, dijimos que esperaríamos un poco con las visitas.

Es noticia:

Se llama hacer las cosas bien. Es una guerra. Y nos lleva a los mismos instintos primitivos de hace miles de años. Sólo los tontos carecen de preocupaciones. De éstos, el presente es brevísimo; el futuro, dudoso; el pasado, cierto. El reposo presagia la muerte.

Encuentra Contactos en tu Provincia la inscripción es Gratuita

Los expertos aseguran que el deseo denial es ciego. En apariencia, la familia se atrae, se repele o se ignora por razones que no siempre se acierta a definir. Pero el deseo tiene un fuerte componente cerebral, asegura la psicóloga clínica Mila Cahue, asesora del portal de Internet Meetic-Match. Entran en juego desde el aspect genético hasta el aprendizaje sentimental, coinciden psicólogos y sexólogos. Es una proyección, un entramado subjetivo que te lleva a desear a alguien que te gusta.

850851852853854

Sin comentario

Remitir un comentario