Los chicos marbella

Una joya en la que despierto como cada madrugada y camino durante diez minutos para recibir las flores que venderé ese día a los miles de turistas que pasan por la ciudad. Cargamos con los hatos de flores por tres cuadras y con un apretón de manos y un va benne Adrianno y yo nos despedimos hasta el día siguiente. Las vitrinas de exhibición y los pedestales siguen siendo los mismos. Los adornos con los que llenamos los casilleros tras la ventana tampoco cambiaron de lugar. Desde que Sala decidió ir a vivir a Roma con su novio Giaccomo, yo me quedé sin ganas, sin ilusiones y sin ideas para desarrollar los sueños que teníamos juntos. También pensamos en desarrollar nuestros propios cultivos en las tierras que mis padres heredaron de los suyos y ampliar los viveros donde hacíamos combinaciones especiales para sacar flores con colores distintos a los tradicionales. Todos esos planes se hicieron humo cuando Sala siguió el mandato de su corazón y partió con la maleta llena de ilusiones tras el fotógrafo y tras un sueño infantil, convertirse en modelo.

Hashtags destacados

Are You Still on the Rolls? Employee Editor-in-Chief Roberto A. Submissions for publishing We accept free, informational and librería content.

795796797798799

Sin comentario

Remitir un comentario