Quiero conocer mujeres – 59288

Bien por la crisis, la falta de oportunidades o porque quieren tener la experiencia de vivir y trabajar en el extranjero, contamos en nuestro club con muchas malasmadres en el extranjero. Empecé a trabajar y todos los planes de fueron al garete —entras en el mundo profesional y ya sabes, mejor no salir, no sea que pierdas líneas en tu CV. Pasó el tiempo y justo cuando empezaba a planear irme a Australia y cumplir uno de los sueños de mi vida, el amor llamó a mi puerta con tanta fuerza que derrumbó mis planes y mis sueños cambiaron. Hasta que un buen día, cuando menos lo esperaba, a menos de un mes de tener a nuestra primera hija y en plena baja maternal, recibo la llamada. Esa llamada que poco sabes que te va a cambiar la vida por completo. Y me lo suelta así, como quien te dice que se ha comido un croissant para desayunar.

120121122123124

Sin comentario

Remitir un comentario